Sonido Rock
 
 

 

 

 

 

 

LAS PELOTAS

Noviembre de 1988 - Revista Humor



Sumo divididos. Sumo Las Pelotas. Hace algún tiempo hablamos con Diego Arnedo, Ricardo Mollo y Gustavo Collado para presentar el primer proyecto post Sumo: Divididos. El resto de los músicos solitarios estaba por ese entonces en Córdoba, masticando una nueva intención. La dirigieron y ahora son Las Pelotas: Germán Daffunchio (guitarra), Alejandro Sokol (otro de los miembros de Sumo, guitarra), Superman Troglio (batería) y un ex Sobrecarga, Willy Robles (bajo), Germán y el manager de Las Pelotas (Jorge Crespo, un tipo que vivió muy de cerca toda la historia de Sumo y autorizado por amor para contarla) avisan de otra novedad: Andrea Prodan (26 años, actor italiano, viviendo allá) se muda a la Argentina para formar parte de la banda. Con sus teclados.

No es fácil hablar de Las Pelotas (ni tampoco lo fue cuando presentamos a Divididos) sin pasar por Sumo, ni por Luca.
Mas que evitar nostalgias, sencillamente sería mentir...
Germán: Es que no se puede hablar de Luca. Cuando llegó por primera vez a la Argentina, con el primero que se encontró fue conmigo: yo navegaba en un barco petrolero, tenía una guitarra y un grabador y tocaba en el camarote, y nos topamos en Córdoba por casualidad porque bajé de descanso. El hablaba en italiano y en inglés, no nos entendíamos nada, pero teníamos una acústica y una criolla... Después me compré una eléctrica. Grabamos los primeros temas y estábamos de la cabeza cuando los grabamos. Y al otro día los escuchábamos de vuelta y nos empezamos a mirar y nos dijimos "Che, pero esto es bueno"night and day" (que está grabado en "Corpiños en la madrugada"), pero lo impresionante era que no había musicalidad en realidad: había una música impresionante, pero no era de técnica sino de onda. Eso es por el año '80, '81...

Y después llegaron los demás...
Germán: Alejandro (Sokol) se fue a Córdoba y se coló en Sumo; con él tocábamos de jovenzuelos. El no tocaba nada, empezó tocando un bajo que era de Luca y después terminó tocando batería cuando se fue Stephanie. En realidad ella es la mamá de Sumo. Ella es la madre. Y el papá era Luca.

Stephanie se fue durante la guerra de Malvinas, la mandó a buscar su familia en el '82...
Germán Sí, pero era una genia, una borrega también, tocaba y por ahí la veías llorando, mientras puteaba le pegaba a los bombos, tenía una polenta que a cualquier músico argentino le pudriría el cerebro. Lo agarró Alejandro y después Superman. Para esa época ya estábamos todos en Buenos Aires, y como ya no teníamos bajista encontré a Diego (Arnedo) en la calle y le dije que viniera a tocar. Apareció una hora antes de un show que teníamos, y sacó todos los temas...
Entonces apareció Pettinato y Mollo...
Germán: Pettinato una vez nos hizo una nota cuando era director del "Expreso Inmaginario", lo invitamos a zapar y el Gran Hijo de Puta se quedó, no lo podíamos sacar más. Y Ricardo había tocado con Diego en el grupo Mam, y en los últimos tiempos, en las épocas de Zero, de Einstein, apareció. También vino a zapar y tampoco nos lo pudimos sacar de encima (sonríe. No sé, ahora que hablamos lo veo todo y me parece tan impresionante, y en su momento no nos dábamos cuenta de eso, no nos dábamos cuenta de nada. Lo importante era tocar y tocábamos en cualquier parte. Pero Sumo era Luca, no se... Bueno. Ahora me bloqueé para hablar de eso. No. Luca era el que estaba adelante. Con el que alcanzaba.
No hacía falta que cada uno de nosotros... Como te puedo decir: nadie tenia demasiada intención de salir adelante, al frente, cada uno tocaba como era, él era el nexo que unía a todo. Por eso Sumo se separó.
Entonces Mollo y Diego armaron Divididos y ustedes se fueron de vuelta a Córdoba, ¿Por qué?
Germán: Al principio yo había sido simple marinero y de golpe había seguido y todo había terminado y de golpe fue como nuevamente volver al principio... Había una necesidad interna de irse, había una necesidad de irse, y era bueno reencontrarse con el aire y todas esas cosas. No había tristeza, había vacío más que tristeza. Él tomó mucho tiempo heroína, sabías, y no se puede volver a este mundo después; ni ahí, no podía elegir. Luca murió enorme, aunque por ahí el no lo sea, pero murió grande...
Bueno si lo es, lo sabía él y lo sabíamos nosotros. Mi conflicto con él era no entender por qué no podía cortarla. El sabía lo que estaba haciendo, son cosas muy personales, tiene que ver con como viniste, como creciste, cuanto te amaron y cuanto te jodieron. Yo no sé nada, yo lo único que le dije cuando estaba tirado, muerto, le dije: "Espero que ahora estés en paz" y es lo mismo que le digo ahora, espero que esté en paz. Tenía una sonrisa, murió con una sonrisa.
Suena pequeño, de todas formas. Eso es lo estúpido que tiene la muerte, cuando uno piensa tan lejos. Si estuviera acá todavía, hubiera ayudado, ¿o no?
Jorge: No te equivocás para nada, pero la gente vive tan interesantemente que se quema muy pronto. No es que Luca no quisiera contarla, con toda su razón quería, y como no podía tenía un conflicto con lo que le pasaba y lo que realmente deseaba, que era estar bien con su novia y vivir una vida con hijos, jardines y flores. Fue una víctima. Hay mucha gente que lo ayudó y otra que lo apresuró, que lo hizo bosta.
Germán: La madre de Luca, cuando vino al funeral, nos agradeció y nos dijo que nosotros habíamos prolongado la vida de su hijo ocho años. El ya estaba así, iba derecho a ese lugar.
Jorge: Por eso decimos que Sumo es una historia de amor.
¿Qué hicieron ustedes, en Córdoba, cuando volvieron "al principio"otra vez?
Germán: Durante un tiempo nada, durante muchos meses nada, mirando pajaritos. Como diría Luca, bañándonos en pelotas en el arroyo. Después empezamos a ver que sentíamos, y así nació las Pelotas.
Las Pelotas y ese gesto de "Caperucita y la canastita"...
Las Pelotas! Germán: Todo tiene que ver, mujer. Por eso Las Pelotas es un símbolo argentino. A mí me gusta porque todo lo que te puedas imaginar con ese nombre está en tu cabeza, porque el nombre en sí no es nada.
Divididos forma con dos ex Sumo y un ex sobrecarga. Ustedes también tienen a un ex sobrecarga en Las Pelotas. ¿Pura casualidad?
Germán: Es que tampoco en el país contás con demasiados músicos que vengan de batallar y estén libres, que no estén en grupo o ensayando. ¡Y Willy Robles se fue a dedo hasta Córdoba...!
Ahora Willy toca el bajo, Alejandro toca un poco la guitarra y canta, Alberto toca batería (Superman) y yo la guitarra, y ahora viene Andrea Prodan, con teclado.
Jorge: Yo creo que en la música ya no se puede crear más nada. Por ejemplo, escucho él ultimo LP de U2 y ese Bono mata, The Edge es buenísimo y canta con Bob Dylan, y después tocan con B.B.King, y después tocan un tema de los Beatles... Entonces yo digo que ya esta todo creado. Y si vos podés tirar una onda original, que tenga algo distinto, sería buenísimo...
¿Vos pensás igual, Germán?
Germán : Pienso que la propuesta de Las Pelotas es que seguimos siendo los mismos. Luca se fue, nosotros tenemos su foto en el estudio y lo queremos mucho y está en cada uno de nosotros por todo lo que nos enseñó, pero no lloremos más. Las Pelotas somos nosotros que seguimos.
Jorge: Y Andrea, que viene de onda.
¿Cómo enganchó la historia?
Germán: Vino con su madre el año pasado, para ver a su hermano muerto. Me dijo en Córdoba que Europa es una mierda, lo mismo que decía Luca... "Quiero hacer música, dentro de un año vuelvo". Se cumplió el año y viene: ése es el tema. Andrea es un superactor, está filmando con Liliana Cavan.
Jorge: Andrea es muy raro. Es un Luca "sano". Andrea tiene todo lo que tenía Luca. Yo tenía que estar muy de la cabeza para ir a escuchar a Andrea. Cantar los temas de Sumo empezaron a acompañarlo... Es otra historia de amor.
Germán: Andrea conoce toda la historia de Sumo desde el principio. Luca le mandaba siempre los cassettes y es más: Andrea tiene versiones que yo nunca volví a escuchar y que eran impresionantes. Le mandaba la foto a Luca de Virna Lisi, autografiadas por ella, diciendo "Luca, muy linda tu conzonetta..."
Jorge: Luca decía que era un tipo que mataba pero que no podía vencer su coraza. Decía que tenía un hermano muy poderoso. Y al revés, el ídolo de Andrea era Luca.
¿Y viene así, como dijeron, por onda? ¿Deja todo?
Germán: Viene por onda, para hacer quilombo, bueno, mató. Es así. Es otra historia. Está siempre el mismo espíritu y siempre va estar. Vamos a morir así, ya estamos resignados.


Gloria Guerrero (revista Humor)

 

VOLVER

 
 
javascript hit counter Personas visitaron Sonido Rock
Poker

Resolución recomendada: 1024 x 768

Dibujos

foto ragazze

tuenti

mail